We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Décimo quinto collage sobre Rómulo Betancourt

2 1 0
04.06.2020

(Oposición al Gobierno del general Isaías Medina Angarita –II-)

En el recorrido que Rómulo Betancourt realizó por toda Venezuela inmediatamente después de la legalización de Acción Democrática, analiza, al igual que a través de la prensa escrita, los problemas de los diversos sectores de la economía nacional. En el Collage anterior, nos referimos a la Ley de Hidrocarburos aprobada por el gobierno de Medina Angarita en 1943 (que modificó la Ley de 1938 del gobierno de López Contreras), la cual, al margen de las ventajas que tuvo, abrió la espita a la que Betancourt llamó “la nueva danza de concesiones”, en la que “en 24 meses (bienio 1944-1945) capturó “el cártel internacional del petróleo tanta o más tierra explorable y explotable en Venezuela, que en el transcurso de los 32 años que cubren los gobiernos de Gómez y López Contreras”. El fundador de AD sentencia: “Fue ése un vértigo en la subasta del subsuelo”. (1).

La reforma tributaria era una exigencia de la realidad económica del país. Así lo planteó Betancourt en artículos publicados en el semanario “AD”, el 14 de febrero de 1942 bajo el título de “Urgencia de una Reforma Tributaria”, y el 9 de mayo del mismo año bajo el título de “Sentido y Urgencia de la Reforma Tributaria”. Simultáneamente, Acción Democrática instaba al Ejecutivo Federal “a que aplicara a las compañías petroleras el artículo 21 de la Ley de Arancel de Aduanas, el que preveía el establecimiento de un impuesto ad valorem hasta del 10% sobre el producto de las exportaciones minerales”. (2). Posteriormente, en un artículo publicado en El País el 9 de enero de 1945, decía: “…la pregonada ‘reforma tributaria’ ha significado hasta hoy apenas la creación de un tributo más para el contribuyente, sin correlativa disminución apreciable de los impuestos traslativos, indirectos”, que son los que se cobran “a la generalizada pobreza de los sectores menor validos de la colectividad venezolana”, y, por eso, no se aminoró “el agobiante costo de la vida” y “el país continuó pagando su tributo exagerado y arruinador sobre comestibles, bebidas, telas y productos químicos , pechados con impuestos aduaneros onerosísimos”.

En materia agraria, fue en su Mensaje del mes de abril de 1943 al Congreso Nacional que el Presidente Medina se ocupó de los problemas del agro nacional. Betancourt, en artículo publicado en el semanario “AD” el 1° de mayo de 1943, bajo el título “El Mensaje Presidencial”,........

© Analítica


Get it on Google Play