We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Décimo octavo collage sobre Rómulo Betancourt

2 2 0
26.06.2020

(La Reforma Constitucional de 1945)

El no establecimiento del sufragio universal, directo y secreto para elegir el Presidente de la República y los miembros de los Cuerpos Deliberantes del país, fue la causa principal -no la única- de la caída del gobierno de Isaías Medina Angarita pocos meses antes de la conclusión de su mandato, como lo veremos al analizar la Revolución del 18 de Octubre de 1945.

El presidente Medina, al igual que su antecesor, se acogía, en la práctica, a la tesis de los positivistas venezolanos –a la cabeza de ellos, Laureano Vallenilla Lanz- que sostenían que un “césar democrático” debía ir reconociendo gradual y progresivamente los derechos de nuestro pueblo a medida que fuera adquiriendo “madurez” para decidir sobre su destino. En su alocución de toma de posesión de la presidencia, el 5 de mayo de 1941, dijo que requería la cooperación de todos los venezolanos, y que una “orientación progresiva hacia la consolidación de los principios liberales que nos han regido constitucionalmente, y firme propósito de conquistar definitivamente todas las normas de la democracia verdadera, son los puntos fundamentales de la política que estoy obligado a sostener por propias convicciones y por lealtad al Régimen Bolivariano” (1). En Mensaje al Directorio Nacional del PDV, su partido, de fecha 24 de marzo de 1944, manifiesta que juzga “conveniente” la reforma parcial de la Constitución, “la que nos viene rigiendo desde el año de 1936, introduciendo en ella, paulatinamente, las modificaciones parciales que el progreso y la orientación del país aconsejen, y que la efectividad del régimen democrático y el desarrollo y madurez del cuerpo social hagan necesarias” (2). En el Mensaje, el último, que presentó al Congreso Nacional el 21 de abril de 1945, el presidente Medina, ufanándose del triunfo obtenido por el PDV, en los últimos procesos electorales, expresó que ese triunfo “constituye la demostración más palmaria de que nuestro pueblo está maduro para conocer su conveniencia y para decidir su destino y de que los sistemas democráticos no son incompatibles con el progreso y la estabilidad de la Nación” (subrayados nuestros, de CCM) (3). Sin embargo, a pesar de que Medina creía a principios de 1945 que el pueblo ya estaba maduro para elegir a la hora de participar en la formación del Poder Público a todos los niveles, no hizo nada para impedir que su partido, el PDV, con mayoría abrumadora en el Congreso Nacional, negase, durante las sesiones de 1944 y 1945 en que se discutió la reforma constitucional, la consagración del sufragio universal, directo y secreto para la escogencia del Presidente de la República y de los miembros de los Cuerpos Deliberantes del país.

No habían pasado dos meses para que el Presidente Medina cambiara de opinión y lamentara que no se hubiese consagrado en la reforma constitucional de 1945 (promulgada el 5 de mayo de ese año con el ejecutese presidencial y su publicación en la Gaceta Oficial, número 131, extraordinario, de esa misma fecha) el mencionado sufragio universal y directo para la elección popular presidencial y de los cuerpos legislatvos, según el testimonio del historiador, copartidario suyo y entonces Presidente del Congreso Nacional, Mario Briceño Iragorry, quien nos cuenta lo que sigue: “En la mañana del 14 de junio de 1945, al día siguiente de la última crisis ministerial ocurrida en su gobierno, Medina Angarita discutó conmigo, a la sazón Presidente del Congreso, acerca de un acuerdo presentado al Congreso por Jóvito Villalba, Andrés Eloy Blanco, Rafael Pizani y por mí, en orden a acelerar la reforma constitucional que permitiese la elección directa del presidente. Entonces, puesto de pies, cuan alto era, y golpeando fuertemente el escritorio presidencial, me hizo la siguiente declaración: ‘Te juro que no tendré en mi vida días y horas suficientes para arrepentirme de no haber estado el año pasado con quienes recomendaban la reforma constitucional en el sentido de hacer popular la elección del presidente. No estaría en........

© Analítica


Get it on Google Play