We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Collage vigésimo sobre Rómulo Betancourt

2 1 0
08.07.2020

(La Revolución de Octubre)

La resistencia del gobierno de Medina Angarita a la consagración constitucional de la elección del Presidente de la República y de los miembros de los Cuerpos Deliberantes mediante el sistema de sufragio universal, directo y secreto, a lo que se sumó la crisis generacional y el descontento en el seno del Ejército, causaron la rebelión cívico-militar del 18 de octubre de 1945. La etapa histórica que comenzó en 1899 con el ascenso del general Cipriano Castro al poder y continuó con los regímenes de Gómez, López Contreras y Medina, se cerró, 45 años después, con el gobierno provisonal de facto que, entre 1945 y 1948, presidió Rómulo Betancourt. La soberanía popular estaba secuestrada, y había que rescatarla. Para que hubiera real y verdadera democracia – existe cuando es el pueblo, y no un ‘gran elector’ o una camarilla, quien escoge sus gobernantes- se impuso la necesidad de recurrir a una vía no democrática. “Desviarnos para enderezar”, dijo Rómulo Gallegos: “…Por eso incurrimos en aquella desviación que he calificado de aparatosa, pero que ya puedo decir que no fue sino aparente. Por eso echamos por aquel atajo, seguros de que al tenerlo bajo nuestras plantas, responsablemente asentadas en él, le quitaríamos angosturas y torceduras y a la ocasión eventualmente propicia para nosotros la convertiríamos en punto de partida de perdurable felicidad y dignidad de Venezuela. De tal modo que bien puedo y debo agregar ahora, sin que se me atribuya gana de jugar con las palabras, que de esa colaboración nuestra al levantamiento de armas el lema fue éste: desviarnos para enderezar” (1).

Como se indicó en el Collage décimo noveno, la reunión inicial entre Acción Democrática y los militares descontentos con el gobierno de Medina fue el 6 de julio de 1945. Hay muchas y variadas explicaciones de ese descontento militar, que Marco Tulio Bruni Celli analiza detinadamente, entre otras, el ‘enfrentamiento’ de los oficiales de academia con los “chopos de piedra”, el asunto de la modernización de las Fuerzas Armadas, el reclamo de más formación profesional, la firma del Tratado con Colombia de 1941, el no ‘cultivo’ del presidente Medina de relaciones personales con los oficiales, etc , para luego llegar a la conclusión de que “las intenciones de la mayoría de los militares del 18 de octubre, al igual que las de los jefes de otras conspiraciones militares en nuestra historia, obedecían más bien al escondido y permanente propósito de tomar el poder bajo la inspiración y aplicación concreta de la tesis del ‘destino manifiesto’ “, (2). Una opinión semejante tuvo el mismo Rómulo Betancourt: “Sucesivas entrevistas con grupos militares nos llevaron a la conclusión de que había hombres de vocación democrática, convencidos de que el Ejército no debía ser fuerza deliberante y de la solución del sufragio libre, como única fórmula racional para efectuar cambios de........

© Analítica


Get it on Google Play