We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Collage vigésimo segundo sobre Rómulo Betancourt

5 0 0
25.07.2020

(La Revolución de Octubre, la elección presidencial de Rómulo Gallegos -III-)

La candidatura presidencial de Rómulo Gallegos es aprobada y aclamada, el 30 de agosto de 1947, por la VII Convención Nacional de Acción Democrática, para las elecciones generales que van a celebrarse a fines de ese año. Días después, el 12 de septiembre, se proclamó en una gran concen- tración pública, en el Nuevo Circo de Caracas. Fue entonces cuando dijo aquella frase que está grabada en su tumba: “Tanto más se pertenece uno a sí mismo, cuanto más tenga su pensamiento y su voluntad, su vida toda, puesta al servicio de un ideal colectivo”. En ese discurso, el gran novelista entregó para la historia unas palabras, ”hasta ahora se las tenía reservadas”, que le dijo al presidente Isaías Medina Angarita en 1945, en nombre de Acción Democrática, cuando, descartada la candidatura de Escalante por su dolencia mental, le presentó, para solucionar la crisis creada por la sucesión presidencial, la fórmula de la elección por el Congreso Nacional de un candidato extrapartido que presidiera el país y, previa reforma de la Constitución, convocara, en un lapso a convenir, unas elecciones generales en las que, mediante el sistema de sufragio universal, directo y secreto, el pueblo decidiese quién sería el Presidente de la República para el próximo período constitucional. Con el tratamiento de mutua confianza que se daban, le expresó: “Estás en las vísperas del mejor o del peor momento de tu vida política” (1). Medina no aceptó la propuesta, fue “el peor momento” de su tránsito presidencial. Contada la anécdota, Gallegos prosiguió su discurso y, a grandes trazos, expuso, de ser favorecido por el voto popular, cuál sería su actuación en el abordaje de los problemas económicos, sociales y políticos que iba a enfrentar.

El 14 de diciembre se celebraron las elecciones generales para Presidente de la República, Congreso Nacional, Asambleas Legislativas regionales y Concejos Municipales del Distrito y Territorios Federales, triunfando la candidatura de Rómulo Gallegos con mayoría abrumadora. Rómulo Betancourt manifestaría después: “Al insacular el voto, como ciudadano más de Venezuela, experimenté la más honda emoción de mi vida pública. Diversas circunstancias me dieron la invalorable oportunidad de contribuir a la dramática y definitiva derrota de la tesis de los sociólogos al servicio de las dictaduras, de que nuestro pueblo era inapto, orgánicamente, bajo el sino de aquellos tres factores inexorables de tierra, raza e historia, para el ejercicio y disfrute de los sistemas democráticos de elegir gobernantes” (2).

A comienzos de 1948, se descubre y denuncia un intento de bombardear a Caracas, con el fin evidente de obstaculizar la asunción de Gallegos a la presidencia. Veamos lo que nos cuenta Simón Alberto Consalvi: “En las propias vísperas de la toma de posesión del Presidente Electo, en febrero, había sido develado un plan para bombardear Caracas, una conjura entre Rafael Leonidas Trujillo, de la República Dominicana, y Anastasio Somoza, de Nicaragua. Los reportes del Departamento de Estado aportan innumerables datos sobre este episodio, armado y tramado por el desequilibrio mental, equilibradamente compartido, de Trujillo y Somoza” (3). Más adelante, añade: “Los despachos del Chargé d’Affairs en Managua no hacían sino comprobar lo que ya era vox pópuli en Caracas. Betancourt, como Presidente de la Junta Revolucionaria de Gobierno, se había dirigido al país el 1° de febrero –quince días antes de la toma de posesión-........

© Analítica


Get it on Google Play