We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Collage vigésimo primero sobre Rómulo Betancourt

3 3 0
22.07.2020

(La Revolución de Octubre –II-)

Junto al reconocimiento de los sectores económico y sindical al triunfante movimiento revolucionario del 18 de octubre de 1945, reseñado en el Collage anterior, el apoyo del pueblo se manifestó vigorosamente en la calle y a través de las radiodifusoras de todo el país. Con rigor histórico, así lo registra Naudy Suárez Figueroa: “Hay una característica digna de destacar a propósito de la revolución venezolana de octubre de 1945: su condición de haber sido una iniciativa acogida inicialmente por la mayor porción del universo político, económico y social venezolano” (1).

A la caída del gobierno del general Isaías Medina Angarita, sólo existían en el país -después del intento fallido de algunos de sus dirigentes a reorganizar el PDV- dos partidos formalmente legalizados como tales: Acción Democrática, que pasó a ser partido de gobierno, y el Partido Comunista, que había tenido una posición colaboracionista con el régimen recién derrocado.

No obstante, hay que precisar que sí existía la UNE (Unión Nacional Estudiantil), ahora dirigida por una nueva generación, que publicó el 22 de octubre un manifiesto en el que expresaba: “Ante los acontecimientos políticos que han culminado con el brillante triunfo de la Revolución Democrática Popular de los militares jóvenes, secundada por compatriotas de densos sectores de nuestro pueblo, y que de modo tan entusiasta y fervoroso han hecho vibrar el alma de los venezolanos dignos, el núcleo directivo nacional de UNE, interpretando el sentimiento unánime del grandioso grupo de juventud que sigue las banderas del Movimiento Uneísta, ratifica su posición de solidaridad con el recurso extremo al que hubo necesidad de apelar para devolver al pueblo el ejercicio pleno y libre de su soberanía” (2), y resalta que ya el 19 de octubre Luis Herrera Campins había expresado esa adhesión a la revolución, a la vez que excitaba a todos los correligionarios de las seccionales a solidarizarse con la Junta Revolucionaria de Gobierno. El doctor Rafael Caldera, fundador de la UNE en 1936, fue nombrado, el 26 de octubre de 1945, Procurador General de la Nación.

En el mapa político surgen dos nuevas importantes fuerzas políticas: los partidos Unión Republicana Democrática (URD) y el Comité de Organización Política Electoral Independiente (Copei), que se ubican en el campo de la oposición.

URD se constituyó el 10 de diciembre de 1945 y legalizado el día 14, y, en su primera directiva, tuvo como Secretario General al doctor Elías Toro, y como Secretario de Organización al doctor Isaac Pardo. Posteriormente, el doctor Jóvito Villalba se incorporó a sus filas y se convirtió en su máximo líder, ocupando la Secretaría General. URD sirvió de refugio de pedevistas y medinistas, recién salidos del poder. El dirigente comunista Juan Bautista Fuenmayor conceptúa a URD de la siguiente manera: “Entre los medios de combate contaba URD con el golpe de Estado. Al efecto, entró en relaciones con destacados oficiales descontentos e inició una sutil labor conspirativa. Y desde los escaños de la Constituyente levantó la bandera de la agitación contra el Gobierno, hizo labor proselitista entre las masas y formó en las filas de la oposición” (3). Por su parte, Manuel Vicente Magallanes, comenta: “Algún tiempo después, este mismo año (1947), el grupo de los fundadores se retiró del partido, haciendo una declaración pública para dejar constancia de que se marginaban de la actividad política. Se dijo por aquel tiempo que la razón fundamental de su retiro estaba en su desacuerdo con respecto a las posiciones tácticas, que iban hasta la actividad conspirativa, que había adoptado el doctor Jóvito Villalba, quien ya se había posesionado de la agrupación por ellos iniciada” (4).

Con respecto a Copei, hay que recordar que los principales dirigentes de UNE integran el partido Acción Electoral (1938), que se convierte en Acción Nacional (1942), y es el 13 de enero de 1946, pocas semanas después de la Revolución de Octubre de 1945, cuando se constituye el Comité de Organización Política Electoral (Copei). En virtud de que el doctor Caldera ocupaba el cargo de Procurador General de la Nación, no figuró en la directiva, pero sí firmó el acta constitutiva, y en el discurso que pronunció en el acto de instalación de ese partido, expresó: “La Revolución de Octubre se salvará si no la........

© Analítica


Get it on Google Play