We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Argentina nos recuerda un problema internacional

12 0 1
24.05.2020

Todo va según lo previsto. El periodo de gracia para evitar el default acabó el viernes 22 de mayo y el gobierno lo ha extendido hasta el 2 de junio, siempre que algún inversor no se ponga nervioso y lo precipite en cualquier juzgado de Nueva York. Si juzgamos por la cobertura en la prensa económica, a nadie parece importarle mucho esta nueva suspensión de pagos. Es apenas un capítulo menor de los efectos de la pandemia en las economías emergentes. Un capítulo menor y previsible. Un desenlace que apenas inquieta, ¡qué diferencia respecto a default anteriores cuando Argentina era el centro del universo!, ¿son los negociadores argentinos conscientes de su nueva realidad?

Si nos limitamos a un análisis racional, puramente financiero, las diferencias no parecen insalvables. La propuesta oficial equivale, en valor presente, a pagar 39 centavos por cada dólar de deuda, suponiendo que la deuda argentina post restructuración se comportara como en los episodios anteriores. En 2005 y 2010 se pagaron 42 centavos. Los inversores parecen dispuestos a aceptar 50. Pero quieren cobrar ya, con una moratoria de un año máximo. El gobierno insiste en que los pagos empiecen una vez terminado este periodo presidencial, es decir, cuatro años. Difícil, porque la seguridad jurídica y el respeto de los compromisos previos no es un valor del que pueda presumir la República argentina. El peso de la historia juega en contra. Recordemos al Woody Allen de Take the money and run. Quizás premonitoriamente, la película de 1969 se tradujo de manera diferente España y Argentina. En........

© América Economía