Grupos regionales apuntan a Uruguay para desarrollar proyectos portuarios. Hay dos iniciativas presentadas con inversiones superiores a los US$ 200 millones. Una de ellas está en etapa más avanzada y ya obtuvo la concesión de un área en el Río Uruguay. Las terminales, ubicadas en Soriano, buscarán captar carga regional que transita por la hidrovía.

El primero proyecto fue presentado por la compañía Woil S.A, que forma parte del grupo paraguayo Zapag. Este consorcio se dedica principalmente a la importación y distribución de combustible y ya instalado como líder en ese segmento decidió incursionar en el negocio de la celulosa.

Para eso se asoció a la compañía sueca Girindus Investments y crearon Paracel. El objetivo es el desarrollo de una fábrica de celulosa que se instalará en la región paraguaya de Concepción.

La iniciativa en Uruguay plantea la construcción de una terminal multipropósito con la intención de convertirse en una estación de transferencia de mercadería de modo fluvial a modo marítimo, previo almacenaje en instalaciones apropiadas.

Para eso propone la construcción de un muelle para la operación de buques oceánicos y barcazas sobre el Río Uruguay, y un espacio asociado donde se prevé la instalación de una terminal para el acopio de celulosa, otra para graneles líquidos y una tercera para carga multipropósito.

Según consta en el proyecto, la terminal multipropósito posibilitará el traslado de carga marítima efectuada por Cargo Line Paraguay (que también integra Grupo Zapag). En primera instancia se buscará canalizar las exportaciones de celulosa y biocombustibles renovables.

Se estima que la producción de celulosa de Paracel generará una operativa inicial de 1,5 millones de toneladas por año para alcanzar más adelante 1,8 millones. Las exportaciones serán para Estados Unidos, Europa y Asia.

En el caso de los biocombustibles se prevé el movimiento de 900.000 metros cúbicos por año que serán depositados en la terminal para exportarse luego a Estados Unidos y Europa.

Una terminal paraguaya

La inversión prevista por Woil S.A. supera los US$ 150 millones. Según la presentación, el proyecto permitirá posicionar a Uruguay como punto pivot de entrada y salida de la región, facilitando además a los países mediterráneos el acceso a mercados internacionales, complementando el sistema portuario existente en Nueva Palmira, que se encuentra a unos 10 kilómetros de distancia.

La empresa presentó el proyecto en la Dirección Nacional de Hidrografía del Ministerio de Transporte (MTOP) y solicitó una fracción del álveo público del Río Uruguay para la construcción de las obras e instalación de la infraestructura necesaria para el desarrollo de la terminal.

El 16 de mayo, el ministerio otorgó a Woil S.A. la concesión de esa fracción del álveo, ubicada en el paraje Playa Agraciada de Soriano.

Días atrás, el presidente Luis Lacalle Pou se refirió al emprendimiento. “Es una iniciativa previa de inversores paraguayos. Como tienen una producción que está creciendo y cada vez más volumen, se genera un embudo y dependen cada vez más de intermediarios”, comentó.

Recordó que durante un encuentro con el expresidente Horacio Cartes le afirmó que el puerto paraguayo tenía que estar en suelo uruguayo.

“Utilizan barcazas, por lo general, que difícilmente pueden sobrepasar la línea marítima de Montevideo por el oleaje. Cualquier puerto hacia el oeste de Montevideo sería una buena terminal paraguaya”, expresó.

El presidente mencionó que el objetivo es tener una zona portuaria con muelles, explanadas, tanques y silos para brindar servicios a mercadería que ingrese o salga de Paraguay. “El que construye un muelle, una explanada, no lo hace de manera esporádica; no va a cambiar de puerto. Una vez que se instala, se queda”, afirmó.

El otro puerto en Soriano

El segundo planteo fue realizado por PTP Group, un holding de capitales argentinos fundado en 2010 y con actividad en Uruguay desde hace prácticamente una década.

Fuentes oficiales dijeron al diario que el grupo es uno de los principales operadores en la hidrovía en el movimiento de granos y fertilizantes de Bolivia, Paraguay, Brasil y Argentina. PTP ofrece servicios de estiba y desestiba de buques y barcazas y trasbordos directos en puerto.

El proyecto que plantea para Soriano es la Terminal Portuaria Arenal, con una inversión estimada de US$ 80 millones.

Propone la construcción de un puerto multipropósito para la operación de buques oceánicos y fluviales con equipamiento necesario para la operación de cargas de exportación e importación.

Según la presentación tendrá un muelle de operaciones con un calado de 42 pies (12,8 metros) para estar acorde con la profundidad de la hidrovía.

El complejo terrestre prevé zonas para diferentes tipos de mercadería. Proyecta una terminal para acopio de celulosa de 66.000 metros cuadrados de celulosa y otra para graneles líquidos con 16 tanques de capacidad de 6.250 metros cúbicos para fertilizantes, aceites vegetales, biocombustibles y combustibles.

También prevé un espacio para break bulk (sistema de transporte de carga en piezas en lugar de contenedores) y otra zona destinada para la implementación de una planta de almacenaje de GLP (gas licuado de petróleo).

Según la compañía, el proyecto generará una terminal eficiente y competitiva que mejorará las condiciones a importadores y exportadores que en época de zafra suelen tener pérdidas económicas por demoras asociadas a la congestión de los muelles.

Agrega que Uruguay aumentará su capacidad de movimiento de carga con la posibilidad de generar nuevos negocios a través de la hidrovía.

QOSHE - Propuestas de infraestructura portuaria en Uruguay por parte de inversores regionales exceden los US$ 200 millones - América Economía
menu_open
Columnists Actual . Favourites . Archive
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Propuestas de infraestructura portuaria en Uruguay por parte de inversores regionales exceden los US$ 200 millones

35 0
17.06.2024

Grupos regionales apuntan a Uruguay para desarrollar proyectos portuarios. Hay dos iniciativas presentadas con inversiones superiores a los US$ 200 millones. Una de ellas está en etapa más avanzada y ya obtuvo la concesión de un área en el Río Uruguay. Las terminales, ubicadas en Soriano, buscarán captar carga regional que transita por la hidrovía.

El primero proyecto fue presentado por la compañía Woil S.A, que forma parte del grupo paraguayo Zapag. Este consorcio se dedica principalmente a la importación y distribución de combustible y ya instalado como líder en ese segmento decidió incursionar en el negocio de la celulosa.

Para eso se asoció a la compañía sueca Girindus Investments y crearon Paracel. El objetivo es el desarrollo de una fábrica de celulosa que se instalará en la región paraguaya de Concepción.

La iniciativa en Uruguay plantea la construcción de una terminal multipropósito con la intención de convertirse en una estación de transferencia de mercadería de modo fluvial a modo marítimo, previo almacenaje en instalaciones apropiadas.

Para eso propone la construcción de un muelle para la operación de buques oceánicos y barcazas sobre el Río Uruguay, y un espacio asociado donde se prevé la instalación de una terminal para el acopio de celulosa, otra para graneles líquidos y una tercera para carga multipropósito.

Según consta en el proyecto, la terminal multipropósito........

© América Economía


Get it on Google Play