Hay hechos y hay interpretación de esos hechos. Los investigadores, por ejemplo, un detective que estudia un crimen, deben establecer los hechos y explicarlos. Un periodista de investigación hace lo propio y un historiador también. Hay diferencias en sus métodos y sus objetivos, pero sobre todo en los tipos y dimensiones de los hechos. Una guerra, una rebelión, un magnicidio, un asesinato, la promulgación de una ley, un matrimonio, un robo, etc.

Esos hechos pueden ser del presente o del pasado y hay una gente que puede dar testimonio escrito, oral o audiovisual. Son testigos que dan su versión de los hechos. Su testimonio depende de su punto de vista, lo cual incluye desde el sitio donde estaba físicamente hasta su subjetividad. Mientras más cercano en tiempo y espacio está el testigo, tendrá una versión más fidedigna de lo ocurrido; no obstante, hay que estar prevenidos de sus intereses.

La manipulación y tergiversación en la narrativa de los acontecimientos siempre es posible. Sea lo que sea que sucedió, sucedió. El asunto está en cómo, a partir de pruebas y testimonios, se explica el asunto. Se construye un relato fidedigno y justo de la realidad, incluyendo la del futuro.

Nada más cierto que la frase de Al Pacino en El abogado del diablo, cuando Keanu Reeves le dice que en la Biblia el diablo pierde: “¿Sí? Fíjate en la fuente”. La verdad no es única , lo que debe ser es justa.

No puede ser igual la verdad de los pueblos indígenas exterminados, esclavizados, encomendados y en resistencia que la de los conquistadores genocidas, explotadores y asesinos justificados en la religión, el idioma y la civilización.

Lo que sí es deber del historiador es establecer una verdad justa y esa verdad establecida por el pensamiento crítico es la que se desprende de situarse en el lugar de las y los oprimidos. Desde los eslavos de Egipto, más allá y más acá.

Si el historiador está investigando la criminalidad común o política en el pasado o en la actualidad, su juicio no es el del tribunal que puede absolver a los culpables y condenar a los inocentes. Su responsabilidad es mayor, tiene que establecer la verdad justa y tiene que demostrarla. La historia podrán escribirla los vencedores, pero esa es nada más una versión de la historia. Podemos hacer otra y también pueden ser otros los vencedores. Poder o triunfo no tienen que ser dominación y opresión. La historia actual debe estar mosca ante tanta teoría conspirativa.

QOSHE - Historia actual y teoría conspirativa - Luis Felipe Pellicer
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Historia actual y teoría conspirativa

6 2 0
18.07.2022

Hay hechos y hay interpretación de esos hechos. Los investigadores, por ejemplo, un detective que estudia un crimen, deben establecer los hechos y explicarlos. Un periodista de investigación hace lo propio y un historiador también. Hay diferencias en sus métodos y sus objetivos, pero sobre todo en los tipos y dimensiones de los hechos. Una guerra, una rebelión, un magnicidio, un asesinato, la promulgación de una ley, un matrimonio, un robo, etc.

Esos hechos pueden ser del presente o del pasado y hay una gente que puede dar testimonio escrito, oral o audiovisual. Son testigos que dan su versión de los hechos.........

© Últimas Noticias


Get it on Google Play