En 1820 la situación política en España se vio trastornada por la Rebelión de Riego y Quiroga, un ejército de 20.000 soldados que se tenía en proyecto enviar a América para someter la Revolución independentista se frustró por los acontecimientos de la península.
Esos hechos más el desgaste de los ejércitos realista y patriota y la persistencia de la guerra a muerte, llevó a la Corona española a ordenar que Morillo entrara en negociaciones de paz. Con la pretensión de negociar con súbditos insurrectos. En sus comunicaciones, Bolívar le insistía a Santander que no se hiciera ninguna negociación y menos sin que se cumpliera el primer y más importante de los requisitos: el reconocimiento de la Gran Colombia como un Estado independiente, libre y soberano.

La correspondencia entre Bolívar, Morillo y De la Torre se llevaba en buenos términos con un gran despliegue diplomático, incluso Bolívar ordenaba publicar sus respuestas sin ofender la delicadeza y dignidad con que el enemigo estaba hablando. Esto era en el mes de julio de aquel año. El tratado se firma en noviembre y es una pieza de derechos humanos.

Esa es una historia, pero hay otra íntima que expone el carácter de Bolívar, en carta a Santander, el 24 de julio, comienza complacido por los triunfos de Hermógenes Maza en Magdalena y Tenerife y dice: “el niñito es pesado; por cada herida mata 100 hombres, sin más novedad.” Sabiendo que los realistas no tienen más opción que aceptar sus condiciones dice: “Me alegro que Morillo reciba la declaratoria de Venezuela para que sepa lo que es amargo. A La Torre le escribo que deseara que mis comunicaciones les fuesen satisfactorias a ellos como me han sido a mí las suyas; y otras muchas ternuras para que vean que soy amable en agradecimiento del título de presidente que me han dado.”

Al referirse a la república expresa “aunque es tan tierna la niña ya está tratando de paz con los embajadores extranjeros, y sabe tanto de política la niña como Maquiavelo.”

“Mañana es san Rondón, y cumplo años yo, y todos mis compañeros en Vargas.” Cambia su fecha aniversario, la comparte con la tropa y nombra santo a Juan José Rondón.

Por último, pide le envíen sus libros, aunque “los publicistas más acreditados entre nosotros: Infante, Carbajal, Rangel y Aramendi, y cien otros autores clásicos, llevaremos la controversia victoriosamente.” Refiriéndose irónicamente a sus oficiales y soldados más aguerridos. Ese debe haber sido un cumpleaños feliz para Bolívar.

QOSHE - Feliz cumpleaños - Luis Felipe Pellicer
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Feliz cumpleaños

6 3 0
25.07.2022

En 1820 la situación política en España se vio trastornada por la Rebelión de Riego y Quiroga, un ejército de 20.000 soldados que se tenía en proyecto enviar a América para someter la Revolución independentista se frustró por los acontecimientos de la península.
Esos hechos más el desgaste de los ejércitos realista y patriota y la persistencia de la guerra a muerte, llevó a la Corona española a ordenar que Morillo entrara en negociaciones de paz. Con la pretensión de negociar con súbditos insurrectos. En sus comunicaciones, Bolívar le insistía a Santander que no se hiciera ninguna negociación y menos sin que se........

© Últimas Noticias


Get it on Google Play