Lo que causa grave preocupación es el llamado Great Reset, el «Gran Reinicio» del orden capitalista mundial. Esta expresión fue sugerida por el príncipe Charles, el que enviudó de mala manera de la princesa Diana, si la memoria no me engaña, juntamente con el Coordinador del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab. Este orden esta urdido pues por individuos que en 2. 019 tenían más riqueza que 4.600 millones de personas. El 1% de este grupo tiene más del doble de la riqueza de 6.900 millones de personas. Con la pandemia se han hecho todavía más ricos. Esa es la gente que se plantea el Gran reseteo y proyecta un Nuevo Orden Mundial.

Pero no se suponga que hay egoismo, Klaus Schqwab, el fundador y coordinador del FEM, junto con el economista Terry Malleret, dice en su libro Covid-19 the Great Reset: “La pandemia representa una rara ventana de oportunidad para reflexionar, reimaginar y reiniciar el mundo”. O si, estamos ante una propuesta corporativista, un Stakeholder Capitalism que no tiene en cuenta a las grandes mayorías de la humanidad. Serán participantes solamente los que se encuentran dentro de la burbuja del orden del capital. Las siete temáticas de sus discusiones son incluso de buen auspicio: cómo salvar el planeta, economías más justas, tecnologías para el bien, entre otras. Sin embargo, cuando se enumeran los riesgos globales, se mencionan guerras accidentales, agitación anárquica, exploración de mentes, control neuroquímico, pequeñas armas nucleares y otras.

Según Leonardo Boff en su texto Grave peligro para la Tierra y la vida: el Gran Reinicio del Capitalismo, los postuladores del Great Reset “Aparentan incluso sensibilidad social, tal como establecer la soñada “renta mínima universal”, garantizar la asistencia médica global, asegurar un futuro resiliente, igualitario y sostenible, y buscar un nuevo contrato social mundial. Pero, por otro lado, llenos de miedo por las reacciones de todo el mundo contra un nuevo despotismo cibernético impuesto por ellos, sugieren el Score Social, una estrategia centralizada de vigilancia del comportamiento de los individuos y de todas las sociedades mediante el uso intensivo de inteligencia artificial”. Sería capitalismo de vigilancia paranoisante, dado a crecer y crecer. Quemando todos los recursos naturales. Esta buena gente no excluye la guerra como medio económico, geoestratégico y de enfrentamiento violento, sabiéndose que una guerra nuclear pondría fin a la especie humana, especialmente a partir de Ucrania, el punto sensible del enfrentamiento de Occidente con Rusia. Ésta puede destruir Europa en pocos minutos. Este reseteo busca limar los dientes del león pero no quitarle su voracidad. Como máximo llega a un capitalismo verde, en el que el sistema del capital permanece intocable.

Todo podría ser diferente. Por ejemplo, la Directora Ejecutiva de Oxfam, Katia María, afirmó: Si la población del 1% más rico del mundo pagase un impuesto extra del 0,5% sobre la riqueza, en los próximos 10 años sería posible crear 117 millones de empleos en educación, sanidad y cuidado de personas mayores.

Tal vez no, o tal vez si, porque hay otro Gran reseteo en postulación, el del Papa Francisco. En éste la solución debe venir de abajo, de la articulación de todos los movimientos sociales mundiales, de la Economía de Francisco y Clara del actual Pontífice: una economía fundada en la solidaridad, en la cooperación, una relación amigable con la naturaleza; las sociedades deberán superar las profundas desigualdades, que todos se sientan hermanos y hermanas, también con los seres de la naturaleza y no sus amos y señores.

QOSHE - El Gran reseteo de Klaus Schwab contra el Gran reseteo del Papa Francisco - Lourdes Manrique
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

El Gran reseteo de Klaus Schwab contra el Gran reseteo del Papa Francisco

7 5 2
14.07.2022

Lo que causa grave preocupación es el llamado Great Reset, el «Gran Reinicio» del orden capitalista mundial. Esta expresión fue sugerida por el príncipe Charles, el que enviudó de mala manera de la princesa Diana, si la memoria no me engaña, juntamente con el Coordinador del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab. Este orden esta urdido pues por individuos que en 2. 019 tenían más riqueza que 4.600 millones de personas. El 1% de este grupo tiene más del doble de la riqueza de 6.900 millones de personas. Con la pandemia se han hecho todavía más ricos. Esa es la gente que se plantea el Gran reseteo y proyecta un Nuevo Orden Mundial.

Pero no se suponga que hay egoismo, Klaus Schqwab, el fundador y coordinador del FEM, junto con el economista Terry Malleret, dice en su libro Covid-19 the Great Reset: “La pandemia representa una rara ventana de oportunidad para reflexionar, reimaginar y reiniciar........

© Últimas Noticias


Get it on Google Play