“Hay dos formas de conquistar y esclavizar a una nación, una es con la espada, la otra es con la deuda”. Esta afirmación de John Adams, segundo presidente de Estados Unidos (1797- 1801), nos recuerda que las propuestas económicas de una “opción electoral nueva” no son recientes. El resurgimiento de la ultraderecha en América Latina se presenta con las ideas de Adams y la fórmula de Fridman promoviendo a través de sus “Chicago Boys” el regreso de la corporatocracia en regiones donde ha perdido su dominio.

En Confesiones de un sicario económico, John Perkins relata las estrategias que aplicó el imperio económico global desde los años 50 para dominar las naciones, cuyo emperador no son los presidentes de EEUU sino las corporaciones económicas que dominan esa nación.
Perkins narra cómo Estados Unidos fue el responsable de los golpes de Estado y asesinatos de los presidentes de Irán (1950), Guatemala (1954), Ecuador y Panamá (1981), Venezuela (2002) e Irak (2003), quienes reunían un elemento común: instaurar un sistema económico y social que le devolviera a sus naciones la independencia y soberanía de sus recursos para beneficiar al pueblo. Esta política era y es contraria a los intereses del imperio.

¿La estrategia?

“Identificar países ricos en recursos como el petróleo” para ofrecerles financiamientos del FMI y el Banco Mundial, generando deudas impagables, obligándolos luego a aceptar medidas económicas dirigidas a maximizar las ganancias para un pequeño grupo empresarial en detrimento de la población.
¿Las medidas?

Las mismas: entregar el petróleo a precios de gallina flaca, privatización de empresas públicas relacionadas con servicios y explotación del subsuelo vendiéndolas a multinacionales con base en los Estados Unidos, disminución del “gasto público” eliminando los programas sociales y el empleo público, desregulación y no intervención del Estado en materia económica, comercial y productiva con la consecuente “apertura del mercado” y la aniquilación de la economía local.

Todas estas medidas, aplicadas en el siglo XX y causantes de las grandes crisis sociales, son las mismas propuestas que plantea María Corina Machado y su par ideológico Javier Milei, representando a los “sicarios económicos” del siglo XXI, lo que profundizaremos en una segunda entrega.

QOSHE - Sicarios económicos del siglo XXI (1) - Indhriana Parada
menu_open
Columnists Actual . Favourites . Archive
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Sicarios económicos del siglo XXI (1)

6 0
05.10.2023

“Hay dos formas de conquistar y esclavizar a una nación, una es con la espada, la otra es con la deuda”. Esta afirmación de John Adams, segundo presidente de Estados Unidos (1797- 1801), nos recuerda que las propuestas económicas de una “opción electoral nueva” no son recientes. El resurgimiento de la ultraderecha en América Latina se presenta con las ideas de Adams y la fórmula de Fridman promoviendo a través de sus “Chicago Boys” el regreso de la corporatocracia en regiones donde ha perdido su dominio.

En Confesiones de un sicario económico, John Perkins relata las........

© Últimas Noticias


Get it on Google Play