Prueba irrebatible de que en nuestro país antes que la economía o la lógica jurídica privan consideraciones políticas y muchas veces politiqueras, es la tardía acusación contra Rafael Ramírez el poderoso ex ministro y mandamás de PDVSA.

Reclamar lo tardío de la acusación es inútil, salvo que este señalamiento llevase –algo más improbable a que en Monomeros no haya habido robos durante el interinato- a que defenestren también a Tarek El Aissami, recién estrenado como inquisidor junior.

La acusación contra Ramírez se vio tan poco seria que a estas alturas aún se ignora cuál era el motivo para que PDVSA le entregara a “un fondo” la friolera de 4. 850 millones de dólares.

La suma se ve inmensa pero vale la pena comparar para tener criterio: ¡si esos reales se los hubiese birlado una sola persona… ese sinvergüenza estaría automáticamente ubicado entre los 3 venezolanos más ricos! Y no es así… consulten a Forbes que de eso sabe.

A mi entender es importante que el ministro acusador aclare cuanto de esos 4. 850 millones de dólares fueron robados… y cual habría sido el destino de ese fondo… si lo hubiesen invertido correctamente los complotados.

Hasta ahora ni el ministro acusador ni el Fiscal que monopoliza la acción penal en nuestras leyes… han aclarado ese punto y ante el silencio de los encargados solo cabe elucubrar.

Sin caer en el Carnaval de dimes y diretes como el escenificado entre Rafael Ramírez y Tarek El Aissami… señalamientos infantiles al estilo “tú eres más ladrón que yo”.

Otro punto: cabe señalar que los hechos del inmenso robo se dieron durante uno de las alzas que han jalonado el siglo de bonanza petrolera.

No es la primera vez que un hecho similar ocurre aunque por la magnitud del robo no hay parangón en la historia.

Y revisando todos los inmensos gastos en que administraciones pasadas incurrieron al verse llenas sus arcas de petrodólares… ninguno ha dado frutos.

Ni Carlos Andrés Pérez dejó el país lleno de industrias provenientes de préstamos que nunca fueron pagados… ni Hugo Chávez convirtió a Venezuela desde el punto de vista productivo… en algo mejor.

Al “rojo rojito” en un país más serio le saldría larga cárcel… pero en ese tipo de país habría un debate sobre si el estado está para montar fondos a ser desfalcados.

QOSHE - Inquisidor tardío - Domingo A. Rangel
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Inquisidor tardío

3 3 7
05.09.2022

Prueba irrebatible de que en nuestro país antes que la economía o la lógica jurídica privan consideraciones políticas y muchas veces politiqueras, es la tardía acusación contra Rafael Ramírez el poderoso ex ministro y mandamás de PDVSA.

Reclamar lo tardío de la acusación es inútil, salvo que este señalamiento llevase –algo más improbable a que en Monomeros no haya habido robos durante el interinato- a que defenestren también a Tarek El Aissami, recién estrenado como inquisidor junior.

La acusación contra Ramírez se vio tan poco seria que a estas alturas aún se........

© Últimas Noticias


Get it on Google Play