La aspiración nacional de los ciudadanos y de los órganos públicos es obtener un horario cónsono con la actividad que desarrollan ambos componentes, de modo de alcanzar resultados que satisfagan a ambos factores de la relación ciudadano-estado. Ello de acuerdo a la naturaleza, estructura y complejidad del entramado estadal básicamente, sin menospreciar el cada vez más escaso tiempo del que dispone un ciudadano normal.
La situación planteada consiste en que tal ciudadano requiere ser atendido en la satisfacción de sus derechos, solicitudes y demandas de la más diversa naturaleza.
El problema se agudiza en el procesamiento de ellas por la administración pública en sus diversas variedades y jerarquía, según el grado de complejidad de la petición.

Los órganos públicos en sus tres niveles nacional, estadal y municipal han de satisfacer los requerimientos en un tiempo prudencial según el grado de dificultad de la solicitud y de los medios a disposición de la entidad pública.
El poder más cercano al ciudadano es el municipal, al cual acude por lo general, con más frecuencia no obstante que tienden a equipararse por los asuntos a considerar, problemas y situaciones.

Ahora bien, ocurren los congestionamientos al momento de la solicitud o del resultado. ¿Por qué los organismos no facilitan la solución, la pronta respuesta o la simplificación del trámite? Existen tantas modalidades de facilitar que a ellas deben acudir los órganos prestadores.

Han proliferado los medios mecánicos, automáticos en la producción de las respuestas, lo cual constituye un avance en la facilitación del resultado previsto. Porque lo que incita el hecho irregular es el ambiente de tardanza, dificultad, “enredo”.

Insistimos en la simplificación y sus diversas vías porque de esa forma el ciudadano quedará satisfecho y no acudirá a los medios ilegales de cancelación del servicio.

Son diversos los mecanismos a implantar por la administración cualquiera que ella sea. Se trata de hacerla horizontal, accesible, familiar. De esa forma el órgano público contribuirá a disminuir con certeza los entramados facilitadores de la corrupción “a cielo abierto” que proliferan en diversos órganos administrativos.

QOSHE - La velocidad de los órganos públicos - Baltazar Gutiérrez
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

La velocidad de los órganos públicos

7 1 1
12.11.2022

La aspiración nacional de los ciudadanos y de los órganos públicos es obtener un horario cónsono con la actividad que desarrollan ambos componentes, de modo de alcanzar resultados que satisfagan a ambos factores de la relación ciudadano-estado. Ello de acuerdo a la naturaleza, estructura y complejidad del entramado estadal básicamente, sin menospreciar el cada vez más escaso tiempo del que dispone un ciudadano normal.
La situación planteada consiste en que tal ciudadano requiere ser atendido en la satisfacción de sus derechos, solicitudes y demandas de........

© Últimas Noticias


Get it on Google Play