Alguna vez leímos la frase “ Habla de tu esquina y te harás universal”, esa no es nuestra intención o propósito pero nuestras esquinas, barrios o caseríos tienen miles de historias que contar. En esos lugares se crean, se forman, interactúan, crecen y se desarrollan las memorias afectivas, las solidaridades transparentes, se tejen las amistades eternas y se construyen los recuerdos que son huellas imborrables.

Ese día un señor pequeño, de caminar alegre y firme, terminaba de subir una cuesta sin una pizca de cansancio se nos acerca y nos invita a quitar el pié que apoyábamos en la pared y de inmediato argumentó: “ ustedes son unos muchachos con mucha vida (tendríamos un promedio de 16 años de edad en la década de los 70) hay que tener una actitud de sueños y esperanzas”

Era la primera vez que se metía por la calle Tovar en Los Frailes de Catia venía a pie desde la Av.Sucre y se dirigía a una escuela ubicada al final del barrio (pegada al cerro) donde daba clases.

Tres viejos de la cuadra (Correa, Máximo y el señor Campos) reconocen a nuestro interlocutor y el viejo Campos exclama ¡Simón Chávez, el Pollo de la Palmita! rodearon a una de las leyendas del boxeo venezolano y lo tuteaban de Simón, “Pollo” como si lo conocieran de toda la vida.

Nosotros no teníamos ni idea de quién era el personaje vencedor del no menos famoso cubano “Kid Chocolate”, Chávez un señor de verbo fácil, profesor de educación física, que hablaba de ética y educación a los niños, lo mismo que hacía con nosotros.

Y de repente la Radio se hizo presente, Chávez dijo que “su pelea en los EE.UU. había sido transmitida por radio, algunos de los viejos habían oído la primera transmisión internacional de boxeo dirigida a Venezuela desde New York, pelea que perdió Chávez, pero lo convirtió en ídolo nacional desde 1939.

Viéndolo en perspectiva, esa anécdota con Simón Chávez en el barrio, que disfrutaron con fruición los viejos, la muestra de cariño y confianza con la fue tratado el personaje sin ningún tipo de barreras fue debido al peso de la radio.

Esos tejidos de solidaridades y afectos en el imaginario colectivo son cualidades inherentes a nuestra Etnohistoria potenciada por los medios tradicionales; recursos estratégicos que demandan contenidos vitales para la vida digna que coadyuven en la transformación social

QOSHE - La radio y Chávez - Alfredo Clemente
menu_open
Columnists Actual . Favourites . Archive
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

La radio y Chávez

7 0
14.09.2023

Alguna vez leímos la frase “ Habla de tu esquina y te harás universal”, esa no es nuestra intención o propósito pero nuestras esquinas, barrios o caseríos tienen miles de historias que contar. En esos lugares se crean, se forman, interactúan, crecen y se desarrollan las memorias afectivas, las solidaridades transparentes, se tejen las amistades eternas y se construyen los recuerdos que son huellas imborrables.

Ese día un señor pequeño, de caminar alegre y firme, terminaba de subir una cuesta sin una pizca de cansancio se nos acerca y nos invita a quitar el pié que apoyábamos en........

© Últimas Noticias


Get it on Google Play