Exactamente igual a como ha hecho la derecha más recalcitrante y reaccionaria en el Continente, empezando por Estados Unidos y pasando por Perú, Bolivia, México, hasta llegar a Brasil, la venezolana nunca ha dejado de comportarse de la misma manera malcriada y retrechera a la hora de perder elecciones, cuales quiera sean.

Con esa lógica de arrebatar cada vez que pierde, ha mandado incluso a descargar la supuesta arrechera de la gente sin importarle en lo mas mínimo las terribles consecuencias que su irresponsable actitud pudiera desatar.

Desde su muy particular punto de vista, donde no gana la derecha, así no cuente con los votos mínimos necesarios para lograrlo, no hay democracia sino crisis nacional, política, económica y hasta humanitaria.

Nunca ha rectificado, no solo porque en su código genético no está el pedirle perdón a nadie, sino porque desde lo más profundo de su alma está convencida de que su comportamiento, atrabiliario y pendenciero como es a troche y moche, es el correcto. Convierten su orientación ideológica (si así pudiera llamársele a ese cúmulo de inconsistencias) en una suerte de condición de raza superior a la cual nada puede negársele.

Es su proverbial y consabida arrogancia.

Por eso es necesario alertar al país y al mundo de lo que con toda seguridad será el escenario de convulsión y estallido social que esa derecha pendenciera va a intentar desatar el día de las elecciones presidenciales venezolanas, sea cual sea la fecha que en definitiva disponga el Consejo Nacional Electoral para las mismas.

El reciente estudio de opinión publicado por la empresa Hinterlaces (Monitor País – octubre 2022) da cuenta del más alto rechazo en la historia política venezolana a un mismo liderazgo, en este caso al liderazgo opositor casi en pleno, lo que se corresponde perfectamente con la nula capacidad de convocatoria que tiene esa destartalada oposición, precisamente por la ineptitud e incompetencia de sus líderes.

Pero, con toda seguridad, como decimos, su grito será el de las supuestas víctimas de un fraude que nunca logran probar, aduciendo una mayoría (según ese escueto liderazgo de más del 90% de la población) que jamás logran poner en evidencia en ningún escenario.
Anoten esos números de Hinterlaces y vayan sumando.

@SoyAranguibel

QOSHE - Tomen nota - Alberto Aranguibel
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Tomen nota

5 8 6
16.11.2022

Exactamente igual a como ha hecho la derecha más recalcitrante y reaccionaria en el Continente, empezando por Estados Unidos y pasando por Perú, Bolivia, México, hasta llegar a Brasil, la venezolana nunca ha dejado de comportarse de la misma manera malcriada y retrechera a la hora de perder elecciones, cuales quiera sean.

Con esa lógica de arrebatar cada vez que pierde, ha mandado incluso a descargar la supuesta arrechera de la gente sin importarle en lo mas mínimo las terribles consecuencias que su irresponsable actitud pudiera desatar.

Desde su muy particular punto........

© Últimas Noticias


Get it on Google Play