We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Nadie plantará un ciprés por Convergencia

1 27 37
23.07.2018

Una Santa Compaña integrada por los cadáveres del separatismo, incluidos Artur Mas, Carles Puigdemont, los encarcelados o fugados y la reciente MartaPascal, ha desfilado lúgubremente por la asamblea del PDECAT, sin que los presentes se percataran de que todos a quienes aplaudían eran cadáveres.

En revuelto osario sin orden ni armonía se mezclaban Rull, Turull y Sánchez con un fantasmagórico Artur Mas, que profetizaba con voz hueca la desgracia que supone la desunión entre los que todavía creen vivo al separatismo, así como el peligro que suponen las reencarnaciones de Aznar, refiriéndose a Pablo Casado y Albert Rivera. Créese el que fuera impulsor del proceso que todavía causa espanto, cuando lo único que produce es piedad y asco. Desde que las CUP lo enviaron a la papelera de la historia, está condenado a vagar eternamente por el limbo de los inconscientes. Cuando sean las voces de la justicia quienes lo convoquen por el caso tres por ciento o la malversación de fondos en consultas fantasmales veremos si acaba por fin de condenarse.

En esa fosa en la que el sentido común encontró su muerte más terrible, se retuercen los despojos de Puigdemont, de los que se fugaron cuando fue momento de rendir cuentas. De todas las apariciones en la asamblea acaso sea la del cesado President la más biliosa, la más siniestra. Su espectro, fatídicamente condenado a recorrer Europa sin hallar jamás reposo, sigue tentando a quienes aún encandila con sus fuegos fatuos, con promesas de un más allá idílico, pacífico, virgiliano. Sus proteicos esfuerzos siguen dando frutos y no son pocos los que........

© Vozpópuli