We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Festival de La Habana: Guía del cinéfilo (I)

5 0 125
12.01.2018

El filme inaugural de la 39na. edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana es una película bonita. El filme de mi vida (Brasil, Selton Melo) es el regreso a la dirección del conocido actor. Ahora con una pieza de época, ambientada en las sierras del sur brasileño en 1963. Aunque, si uno no está advertido, esta podría pasar por una película francesa de domingo.

Basada en la novela Un padre de película, de Antonio Skármeta, cuenta el ritual de paso de Tony Terranova, un joven ingenuo, romántico, amante del cine y la poesía. Su padre, de origen francés, y cuya figura ejerce una fascinación casi enfermiza sobre él, ha abandonado a la familia sin razón aparente. A ese primer misterio ha de enfrentarse Terranova en un pueblito lleno de gente salida de un universo más literario que creíble, una suerte de Europa sembrada en medio de la geografía brasileña, gente blanca, linda, muy bien vestida.

La fotografía del maestro Walter Calvalho es magistral y decisiva en la producción de ese entorno mágico, con sus tonos rojizos y contrastes evocadores. Es el tipo de foto que no aspira a dejar ningún misterio en el paisaje. La reconstrucción de época y el diseño de producción resultan de un formato industrial, aupado por la visión de cómo debe ser el cine según Globo Filmes (hija de la multimedios brasileña), más la participación de Metro-Goldwyn-Meyer y la distribución a cargo de Orion. El resultado es así un masaje visual, una feel good movie.

Como se trata de una apuesta bien estilizada, con un guion sin fisuras, que quiere llenar todos los agujeros posibles, el homenaje al cine se trenza con el reclamo del padre en el empleo de Río Rojo (Howard Hawks, 1948) como paratexto. El acceso a la madurez, así como el saldo de la deuda con la figura paterna, pasa aquí por la adquisición de una masculinidad cuyo paradigma es nada menos que… John Wayne. Hay que ver a Tony Terranova transformarse en un machito estilo James Dean, con moto y todo, en el........

© OnCuba