We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

¿Qué más nos recuerda el #MeToo?

3 4 114
12.01.2018

El discurso de Oprah Winfrey en la premiación de los Globos de Oro el pasado 7 de enero se ha colado como agua en todos los resquicios de los medios de comunicación. Oprah lidereza de denuncias contra el abuso sexual, Oprah se lleva el verdadero premio de los Globos, Oprah pone a llorar a la audiencia que la aplaude conmocionada, Oprah próxima presidenta de los EE.UU., u ¿Oprah próxima presidenta de los EEUU?

Otros miran con más reserva lo sucedido en una de las noches de gala más notables de Hollywood. “Oprah Winfrey: one of the world’s best neoliberal capitalist thinkers”, tituló The Guardian uno de sus análisis. El centro de la crítica es menos el discurso del domingo que sus habituales alocuciones públicas. En ellas –se dice en The Guardian– Winfrey hace girar la cuestión de la dominación alrededor del eje de las relaciones interpersonales y la espiritualidad; no alrededor de las condiciones materiales que organizan el poder y la subordinación.

Con origen popular, la Oprah estrella de los medios encarna el sueño americano de quien se hace a sí mismo y discursa sobre un cambio posible generado por las voluntades. Oprah no encara al sistema que aprisiona, excluye, margina. Sin embargo, en la noche del domingo, Oprah habló de las mujeres del campo, de las migrantes, de las mujeres negras violadas. No dijo que el capitalismo organiza las desigualdades, es cierto. (Si Oprah hablara de las desigualdades estructurales del capitalismo como sistema de dominación, fuera Bernie Sanders, y menos se animarían a pensarla en la carrera hacia la presidencia). Pero habló de ellas y de algunas de las luchas necesarias. El asunto no es menor.

Del lado que se mire, lo seguro es que el discurso de Winfrey tendrá alcance más allá de los Globos de Oro de 2018 –puede, incluso, que comience a conocérseles como los “Globos de Oprah”.

Si sucumbimos a la tendencia mediática, podríamos anticipar que se nos recordará la fuerza de sus palabras durante la carrera hacia la presidencia estadounidense en 2020. Con más cautela, mirando el espectáculo desde el borde, diremos que la noche de Oprah ya forma parte de los........

© OnCuba