We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Silvestrismo

1 12 113
18.06.2018

Tras el análisis en el que en el pasado artículo trataba de exponer las razones de la advertencia de Bruselas a España sobre la continuidad de la caza de jilgueros y otros fringílidos en nuestro país, algunos lectores solicitaban mi opinión al respecto: voy pues a tomar postura.

Recordemos que la polémica se refiere a la caza de estas especies con redes de hojas abatibles y con la ayuda de pájaros preparados como reclamo. El destino de los ejemplares cazados es su mantenimiento en cautividad para la práctica del llamado "silvestrismo", afición que conlleva la organización de concursos de canto y los intentos de hibridación con canarias y la reproducción en domesticidad.

Decía Félix Rodríguez de la Fuente que la principal causa de la presión que el hombre ejerce sobre las aves se debe a una admiración mal encauzada debida a la atracción que ejerce sobre nosotros su belleza, y sobre todo su facultad de volar: el tirachinas, la escopetilla o la red tratan de tomar posesión al menos del cadáver de tanta belleza: una verdadera lástima y un contrasentido.

Amores que matan, podría calificarse esta contradicción que conduce a la "ocupación" de un espécimen silvestre, cumpliendo o no las normativas dictadas al respecto.

Los ornitólogos no capturan aves salvo para su anillamiento y estudio. Los simples aficionados a la ornitología se conforman con la observación y la toma de datos en la naturaleza, aprovechando para ello la gran visibilidad de las aves y también lo sencillo del registro sonoro de su presencia gracias a sus cantos de territorialidad o de reclamo.

Planteada así la cuestión es inevitable la confrontación entre ornitólogos y pajareros, empleando este término sin intención........

© Libertad Digital