We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

El arte, y la actual eclosión burguesa

5 1 0
14.09.2017

Nunca, como en la actualidad, la burguesía valenciana había invertido tanto en el arte de su época, ni estado tan dispuesta a mostrarlo a los ciudadanos para su disfrute. Los inicios de la intervención privada en la museología valenciana ya tienen muchos años, y, por fortuna, hoy siguen gozando de un gran prestigio, mostrando la oportunidad que brindan para su sostenimiento a las corporaciones oficiales. Me refiero al Museu d´Art Contemporani de Villafamés, puesto en marcha en 1972 gracias a la iniciativa de Vicente Aguilera Cerni, con obras transferidas o cedidas por los creadores; y el Museo de la Casa de la Asegurada de Alicante (1977), hoy el MACA; como resultado de la donación a la ciudad de la colección privada de Eusebio Sempere.

Años después, fueron las instituciones públicas y sus presupuestos las que asumieron la responsabilidad de atesorar o de exponer colecciones contemporáneas de pintura, escultura y fotografía, para remediar el vacío patrimonial de la dictadura y situar a la sociedad en disposición de aproximarse a la creación de su tiempo. La primera muestra en esa dirección la dio la Diputación de Valencia creando la Sala Parpalló (1980) en la calle de Landerer, que con tanto acierto dirigió Artur Heras, y que después pudo prolongarse en el Centre Cultural la Beneficència.
Unos años más tarde, la inauguración del IVAM en 1989, lo conformó en un ejemplo pionero de los centros de arte contemporáneo en España; en especial, porque a través del buen criterio y de la disposición de formidables recursos económicos, fue atesorando obras relevantes de gran parte del caudal moderno. Tras ello, surgió el MuVIM (2001), y el........

© Levante