We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Metáforas líquidas

20 1 0
12.01.2017

La sociología debe ser una ciencia eternamente joven. A raíz de la muerte de Zygmunt Bauman (1925-2017), ocurrida hace pocos días, he rumiado largamente esa imperativa frase de Weber, que cito de memoria, por cierto.

Antes de compartir las ideas que me ha provocado, quiero decir que siempre me ha sorprendido la gran recepción entre los jóvenes de la obra tardía de Bauman, un sociólogo que escribió su primer libro en 1957, pero además un crítico incisivo e irreductible de la zona de confort de las nuevas generaciones: las redes sociales.

En realidad, la fascinación por Bauman radica en las bondades de la metáfora que emplea para estudiar el proceso de envejecimiento de la sociedad capitalista: la modernidad líquida.

Las analogías son instrumentos de las ciencias sociales para producir hipótesis. No se podría pensar sin ellas. Las instituciones económicas, sociales y políticas de la sociedad industrial, sus modos de hacer, es decir, sus prácticas, han sido “licuadas” y echadas en nuevos contenedores. Esta es la principal hipótesis de Bauman. Los “líquidos sociales” se han adaptado a la forma de los novedosos recipientes que los contienen. Es el tiempo de Proteo.

Así, en la era de la sociedad industrial, el Estado-nación funcionaba como el —incuestionable— “contenedor” del poder, el territorio, la economía y la cultura; hoy esta entidad convive con la región, la ciudad, el........

© La Razón