We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Salida

538 45 56
19.05.2017

A veces, las furias individuales se suman y dan lugar a las revoluciones. Las alegrías individuales poseen también esta capacidad de transformarse en borracheras colectivas. Lo vemos, por ejemplo, en Canaletas cuando gana el Barça, o en Neptuno y Cibeles, cuando ganan, respectivamente, el Atlético o el Madrid. ¿Y el miedo? ¿Qué ocurre con el miedo cuando entra en un cuerpo? ¿Se queda en él, como un grano, o se agrega al miedo de los vecinos para construir el Gran Miedo? Pienso en ello en el metro, observando los rostros de la gente. En el metro hay cantidades industriales de miedo. Miedo a no llegar a fin de mes, a no alcanzar para pagar la luz o el agua, a que el niño enferme, a que el adolescente no vuelva, miedo a los resultados de la biopsia, a la regulación de empleo, al suspenso, a la noche, al examen de conducir, a perder la cabeza, a no devolver el préstamo, al recibo del gas, a que no nos renueven el permiso de trabajo, miedo a la vejez de los padres, al precio del pollo, al........

© El Pais