We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

El nuevo dramatismo

9 36 0
19.09.2017

Momento inestable con cielo encapotado que presagia tormenta y me devuelve el recuerdo de la casa de Teixeira de Pascoaes, a quien Unamuno, tras visitarle, le envió una carta con posdata: “Me acuerdo de la finca y de su ventana… ¡Y que Dios se acuerde por siempre de nosotros!”. En el jardín de la casa todavía hoy puede verse la cabina individual acristalada en la que en las noches de tempestad Pascoaes se instalaba para escribir mejor sus “poemas trágicos”.

Ya no se escribe así, con una tempestad literalmente encima. Ni se le implora a Dios para que se acuerde de nosotros. Son pruebas de que atrás fue quedando el fecundo dramatismo de antaño. Alberto Savinio, en los años veinte, fue pionero en advertir que la tragedia pura y dura nos abandonaba. El........

© El Pais