We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

311 muertos

1 0 19
12.07.2018

Las muertes violentas de los colombianos deben ser motivo de duelo, respeto e investigaciones. Con mayor razón si los homicidios se incrementan, presentan patrones de sistematicidad y afectan a un gremio específico. Que los muertos sean guerrilleros, comunistas, sujetos lascivos o personas ligadas al narcotráfico, pueden ser consideraciones importantes para la Fiscalía, pero esgrimirlas para soslayar la tragedia es una vileza. Si las esgrime un funcionario, una torpeza monumental.

Repitamos obviedades: la lascivia no es un crimen y nadie puede ser asesinado por ello. Tampoco es crimen pertenecer a un partido político de izquierda. Los guerrilleros y los paramilitares solo pueden ser dados de baja en combate. El narcotráfico sí es un delito pero sus vendettas no están autorizadas por la Ley. Si alguien asesina guerrilleros, paramilitares o narcotraficantes, la obligación del Estado es hallar........

© El País