We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Notas sobre política, vanidad y generosidad

0 9 7
13.07.2018

“Quien asciende a las montañas más altas se ríe de todas las tragedias, de las del teatro y de las de la vida”. Nietzsche

¿Qué es por fin la política? Asunto de los hombres que interesa a los dioses, podría alguno decir, pero pesa demasiado para dejarlo así. De los hombres ciertamente porque les concierne invariablemente, es de todos ellos y aún a pesar de algún distanciamiento incide, alcanza, irradia al conjunto todo. La política es la vida misma del humano en sociedad.

¿Y los dioses? Llegan desde el poder a la política porque la susodicha abriga sus regodeos, opinan otros. Ciertamente trasciende esa dinámica a los ignotos espacios que ni la racionalidad ni la imaginación conocen, aunque intuyen de cierta manera. El poder es demoníaco, sanciona la doctrina y no obstante es natural atributo de Dios.

Poder es energía, es intensidad, es eficacia, es realidad, es capricho a ratos pareciera, porque no se correspondería, necesariamente, con lógica racional. Es vieja novedad. Es tentador saber que el entorno........

© El Nacional