We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Crónica de un derrocamiento anunciado

1 2 2
12.07.2018

Entre finales de 1991 y principios de 1992 era común escuchar en todos los espacios del país la frase “viene el golpe”, ante la crisis política, económica y social que confrontaba Venezuela, la cual se había agravado como efecto de la explosión social del 27 de febrero de 1989, que había dejado como saldo una enorme violación de derechos humanos, por las muertes de numerosos civiles de manos de las fuerzas militares y civiles, que habían descargado contra la ciudadanía toda la represión de un “Estado”, por no decir de criminales vestidos de cuello blanco, paltó y corbata, quienes en ese entonces ostentaban “todo el poder” que les había conferido el “pueblo”.

A casi tres décadas después de tales hechos, la situación es peor a la vivida por los venezolanos hacia finales del siglo XX. Hoy, la inflación que en ese entonces rondada en promedio 40% anual, ha trepado hasta una gigantesca hiperinflación que el prestigioso economista Steve Hanke señala superior a 25.000% sin concluir el primer semestre del año en curso¹, es decir, que no sería arbitrario afirmar que a este ritmo para finales de 2018 el apocalíptico índice de precios podría traspasar la barrera de los seis dígitos anuales con proyección a las siete cifras. ¡Espeluznante!

En el medio de esta vorágine social, las protestas se multiplican por diversos motivos. Desde la más apartada comunidad de los sembradíos en los Andes venezolanos, pasando por la calurosa y petrolera Maracaibo, hasta el sector de clase media en Caracas, las comunidades salen a las calles para exigir que no tienen servicios de agua ni electricidad, y observamos cientos de ciudadanos esperando en una parada por el........

© El Nacional