We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

La reina comparable

41 20 0
11.01.2017

Durante mucho tiempo la costumbre fue que después de Reyes empezaba la rutina en todas sus variantes, desde la más austera, que entonces se llamaba cuesta de enero, a la más estricta, como la actual disciplina de gimnasio. La cuesta de enero hace lustros que ya no existe. Se devaluó el dicho por uso y acabó esfumándose. A mí siempre me pareció una expresión contradictoria, pues enero no es un mes de subida sino de bajada.

Desde enero, calendario adelante, los días son más fáciles y llevaderos. Es como si te deslizaras por una pendiente arrastrando guijarros con el culo. Lo más arduo viene a partir de septiembre-octubre, cuando los días se acortan. Enfilar el curso es tan agotador como subir el Tourmalet. Menos mal que enseguida llega Navidad y, tras ésta, otra vez enero y febrero. Un par de zancadas y sin darte cuenta te plantas en el equinoccio.

La rutina posnavideña despega con dos acontecimientos sonados: la Cabalgata del 5 por la tarde y la Pascua Militar, el 6 por la mañana, en el Palacio Real. Son dos eventos asociados a dos nombres propios con trascendencia mediática. La Cabalgata es el momento Carmena y la Pascua Militar, el momento Leti. Elijo este último porque va de trapos.

Hay numerosos momentos Leti a lo largo del año. Todos están vinculados al ropero de la Reina y se dividen en dos: aquéllos en los que estrena traje y los que no. Entre los enfáticos destacan la Pascua Militar y los Premios Princesa de Asturias. En Oviedo, la Reina estrena traje sí o sí, cosa que no siempre ocurre en la Pascua........

© El Mundo