We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

De “Fahrenheit 9/11” a “Fire and fury”

3 4 1
14.01.2018

En el 2004 Michael Moore, un mofletudo malencarado, sacó al aire un documental, Fahrenheit 9/11, producción más larga que una noche boreal y más aburrida que las Memorias del ministro de Hacienda. El título del documental fue apropiado de la novela distópica de Ray Bradbury Fahrenheit 451. (A pesar de los reclamos de Bradbury, con su acostumbrada falta de honestidad intelectual, Moore siempre se hizo el loco). Moore, más que un panfletario y un manipulador emocional, es y ha sido un instrumento de propaganda política, como lo deja en evidencia el libro titulado Michael Moore is a big fat stupid white man (Michael Moore es un gordo blanco y estúpido). El analista Peter Wicks hace el siguiente análisis sobre el cineasta: “Si bien es preocupante que mucha gente no se dé cuenta de los errores y engaños de Moore, es más preocupante que muchos que se........

© El Espectador