We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Otra vez humanos

2 13 101
12.06.2018

Mi columna anterior, previa a la primera vuelta, culminaba con una cierta incertidumbre: “La cosa es delicada, las opciones muy arduas, pero finalmente habrá que decidirse por el agua”. Y así he hecho. El agua para mí es el símbolo de la fluidez, el remedio esencial para la sed, el elemento natural sin el cual no hay vida, y ese símil aplicado a la política me condujo a decidirme: mi voto será por Gustavo Francisco Petro.

Hacía años que en mi vida de ciudadano activo no sentía que el país podría cambiar. Pero mi contacto en algunas actividades universitarias con una juventud entusiasmada, la cátedra de economía política lúcida, coherente e incluyente del programa de Petro, la animadversión natural por el modelo caduco y literalmente feudal de nuestros “políticos” y mi propia sed de ver plasmados los sueños de paz, igualdad, inclusión y distribución........

© El Espectador