We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

¿Un indulto oculto o anunciado?, por Carlos Contreras

3 3 27
13.01.2018

Cuando uno lee en la encuesta de Ipsos que seis de cada diez peruanos están de acuerdo con el indulto a Alberto Fujimori, se pregunta dónde están esos que lo apoyan. Evidentemente, no marchando en la plaza San Martín ni escribiendo tuits. Se trata de una población silenciosa, indiferente a la política en su mayor parte y que solo se manifiesta esporádicamente, como con ocasión de las elecciones de concurrencia obligatoria. El grupo opuesto, aunque menor en número, es en cambio mucho más activo, movilizable y capaz de expresarse políticamente. Publican manifiestos, difunden mensajes en redes sociales y, gracias a su mayor educación y contactos, comunican al mundo exterior sus argumentos con eficacia.

El indulto a Alberto Fujimori era una papa caliente para cualquier gobierno, aunque al mismo tiempo una herramienta útil en caso de emergencia. Puesto en la situación límite de la vacancia, el presidente Pedro Pablo Kuczynski optó por romper el vidrio y sacar el hacha para liberar al prisionero. Algún analista definió la prisión de Alberto Fujimori como una bomba de tiempo, cuya amenaza iba in crescendo conforme el tictac del reloj seguía su curso.

Fuese porque eso lo convertiría en un mártir, o porque chocaba contra los sentimientos de humanidad de la mayoría, se formó entre muchos peruanos un consenso en torno a que el ex presidente no debía morir en prisión; incluso, que nadie debía morir en prisión, como lo dijo públicamente el presidente Ollanta Humala durante su gobierno.........

© El Comercio