We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Yo también quiero una empujadita

1 1 18
12.07.2018

Mientras nos pintamos de blanco y rojo, las banderas empiezan a flamear en las calles y las escarapelas se vuelven parte de nuestro atuendo, el Perú agoniza por tanta corrupción. Una muerte anunciada que a todos nos deja asqueados.

Esta sensación de repugnancia es colectiva, entonces, ¿cómo decir ¡viva el Perú!? Cumpliremos un año más de independencia, pero no hemos evolucionado ni roto cadenas. Si bien es cierto no hay esclavitud ni estamos oprimidos, pero tenemos algo peor, robos descarados y representantes de los Poderes del Estado que hacen de la vida en el Perú, una cuestión de suerte y de una subasta por quien pone más dinero para lograr tener justicia o acceso a algún servicio.

Lo más curioso es que los protagonistas del escándalo como el Juez Hinostroza, tienen una cola de denuncias de alto calibre, que han sido empolvadas junto con tantos expedientes de peruanos que buscan justicia, esa palabra que no está al alcance de todos, solo de los que pueden pagar unos 10 o más verdecitos.

Ante esta ola de denuncias y destapes de corrupción que han formado........

© Diario Voces