We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

¿Es o parece indiferente el mundo?

15 1 11
12.01.2017

Resulta difícil explicar, a estas alturas del Siglo XXI, la permanencia en el poder de la cúpula familiar-militar que gobierna Venezuela dados los desatinos que comete en el campo de la economía, los ya intolerables actos de corrupción, la manipulación grosera de las leyes y la Constitución de ese país y el hambre que se extiende entre su población. Esa serie de desaciertos sin límite, sin que se vislumbren acciones de reversión y más bien se agravan por la decisión de la Asamblea Legislativa de declarar vacante la Presidencia de la República, amenaza enrumbar a ese país a una guerra fratricida.

En ese ambiente, mañana debe instalarse la tercera ronda del diálogo entre las autoridades del Ejecutivo y la oposición impulsada por la Iglesia católica, a través de un enviado especial de El Vaticano, Unasur y algunos ex mandatarios. Pese a los esfuerzos desplegados reina el pesimismo fundamentalmente por, como se puede desprender de un discurso del presidente de los Obispos de Venezuela cuando señala que “debemos expresar, serena, pero firmemente, que los venezolanos iniciamos el 2017 sumidos en un caos, es decir, vivimos una real tragedia de consecuencias históricas, que afecta a personas, comunidades e instituciones, y no sólo en sus modalidades funcionales, sino también en sus raíces más profundas, a la manera de un verdadero daño humano, social, espiritual”.

Ante ese diagnóstico, los esfuerzos para evitar que una situación de esa naturaleza y magnitud terminen en violencia general son enormes y exigen un real compromiso de la comunidad internacional y al corto plazo. Más aún si desde el próximo 20 de enero es posible que en la primera potencia del........

© Correo del Sur