We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Siria debe utilizar toda su armamentística

3 0 3
10.02.2018

La presente nota encuentra al mundo en una situación de máxima agitación. Estados Unidos después de su derrota militar en la península coreana pretende aplicar a Rusia y China lo que no pudo contra la gran RPDC. Trata de expandir sus provocaciones a las principales regiones estratégicas del planeta, sobre todo, en Siria para dividir este país instalando de forma prepotente y descarada una Zona de Exclusión Aérea (de facto) sobre la región de Al Tabqa y Al Tanaf (en realidad son bases aéreas del ejército estadounidense en territorio sirio), previamente habiendo maniatado a Rusia con una serie de argucias como consecuencia de sus colusiones.

Para dar una base explicativa a sus viles patrañas ha presentado tres supuestas nuevas estrategias militares: estrategia militar de defensa, estrategia militar de seguridad y estrategia nuclear. Las tres son estrategias militares fraudulentas. Son farsas y engañosas. Están redactadas para mostrar una fuerza que ya no existe. Tras sus declaraciones de que ahora ya no son importantes la lucha antiterrorista sino la lucha contra Rusia y China, esconde su real objetivo, precisamente apuntalando aún más en estas fuerzas paramilitares, pues, en el fondo después de lo que ocurrió en la península coreana la vieja burguesía financiera estadounidense está muy clara que su armamentística nuclear no funcionaría contra estos dos países (Rusia y China). Por eso aquella pretendida utilización del armamento nuclear contra estos países es una tremenda farsa.

Pero por el momento sus preocupaciones están fijadas en Oriente Medio, concretamente en Siria. Ante todo está decidido a resolver lo más pronto posible su entrampamiento en este país. Es que sus esfuerzos por el control de Oriente Medio están multiplicados. Sin embargo por la nueva tendencia mundial, Rusia y China tienen ventajas, mientras Estados Unidos tiende a ser desplazado. Entonces le son absolutamente preocupantes sus derrotas militares, primero, en la península coreana, y segundo, en Siria donde sus bandas paramilitares (Daesh, Frente al Nusra, Estado Islámico o Al Qaeda) prácticamente han sido demolidas.

El 17 de enero de 2018 a través del secretario de Estado, Rex Tillerson (en un discurso en la Universidad de Stanford, California), ha indicado que se mantendrá en territorio sirio de forma indefinida, pero, eso sí, con mayor cooperación de Rusia. Incluso dijo que necesitaba ampliar la cooperación con este país para bajar la conflictividad en algunas zonas del territorio sirio.

Veamos:

"El secretario de Estado, Rex Tillerson, anunció este miércoles que su país se mantendrá en territorio sirio y dijo que no hay lugar para el presidente Al Assad en el futuro de esa nación árabe. "El cambio responsable puede no venir tan pronto como algunos esperan, sino a través de un proceso gradual de reforma constitucional y elecciones supervisadas por la ONU", matizó Tillerson en un discurso en la Universidad de Stanford, California, refiere Bloomberg" (1).

Entonces para las tres superpotencias capitalistas (China, Estados Unidos y Rusia) es sumamente apremiante la nueva situación mundial. Hay urgencias por resolver mientras la gran crisis económica los sigue aplastando y la gran RPDC avanza a pasos agigantados hacia mayores trascendencias. Los estadounidenses han calado a fondo esta situación.

Por supuesto las tres superpotencias capitalistas son incapaces de dirimir sus diferencias con el armamento nuclear. Saben perfectamente que aquello sería un suicidio por eso el uso de aquellas armas están excluidas de plano.

Entonces a partir de aquí ¿Qué va suceder?

Lo que queda son las colusiones, los encubrimientos, el alargamiento de los conflictos y la destrucción de unidades productivas hasta la ascensión de un claro reajuste capitalista con China como máxima potencia de este sistema.

Por supuesto para la vieja burguesía financiera estadounidense la última palabra aún no está dicha. Mantiene en su imaginación que en el curso de aquellas colusiones pueda recuperar sus status de hegemonía mundial. Ese es el consuelo alcanzado por sus "doctorcitos" desde el pentágono.

Entonces ahora descartado el uso de la armamentística nuclear, los estadounidenses están sumamente enardecidos, saben que tienen la ventaja de su enorme armamentística convencional. Además de la incapacidad de una nueva reacción de estas dos superpotencias capitalistas. Consecuentemente siguiendo esta lógica, ya sin hablar de estrategias ofensivas o defensivas de Rusia y China, los estadounidenses pueden imponerse en sus propósitos geopolíticos. Es decir, por un lado, pueden dividir Siria, soliviantar Europa con el cuento "Ahí vienen los rusos", avanzar sobre el Donbass e incluso recuperar Crimea. Por otro, seguir aumentando su injerencia en el mar meridional de China, en Vietnam, Taiwán, en los pasos marítimos, etc.

Por supuesto esto va avanzar al amparo de nuevas colusiones, es decir, bajo nuevas argucias. Sobre todo para maniatar a Rusia. Además para confundir a la opinión pública mundial y esconder los hechos reales que ocurren aquí. Esto particularmente es muy claro en Siria.

Así fue últimamente en las confrontaciones inter-burguesas. Por ejemplo, lo que hizo Estados Unidos con las bandas paramilitares disfrazándolas con diferentes nombres y uniformes incluso como si fueran antiestadounidenses. A algunos países se les disfraza como si hubieran girado hacia Rusia, como es el caso de Turquía, esto viene desde el montaje del "golpe de estado" del 16 de julio de 2016. A otros se les pinta como si fueran anti-estadounidenses como es el caso de Irak, un país donde el control estadounidense es total. No olvidemos que en la frontera sirio-iraquí-jordana está ubicada la base militar estadounidense de Al-Tanf y consecuentemente su reciente (de facto) zona de exclusión aérea sobre territorio sirio.

Aquello para los Estados Unidos ha girado sobre la base de la nauseabunda propaganda de la mentira y el engaño desatado desde sus medios monopólicos (radio, televisión y prensa escrita), sus legiones de paramilitarismo y, por supuesto, las fuerzas especiales de su ejército premunidos con lo mejor de su armamento convencional.

Sobre todo en el caso sirio hay un total manoseo político, militar e ideológico. En lo central la colusión ha sido aquí para no permitir el uso de toda la armamentística que el ejército sirio tiene en su poder, sobre todo, de los misiles S-300 que ha envalentonado al ejército agresor y sus aliados a tal punto de violar, cuando les plazca, el espacio aéreo sirio.

Se entiende que Siria como país soberano mantiene sus propias iniciativas, tiene a plena disposición toda su armamentística incluido los misiles S-300, busca nuevas alianzas o profundiza las existentes, por ejemplo, con Irán y China. En todo caso es bueno tomar en consideración los ejemplos de Yemen y la gran RPDC.

Y la preocupación no es una simple quimera, toda vez que aviones de combate estadounidenses, israelíes, ingleses, franceses, turcos y en general de la llamada "Coalición Internacional" invaden impunemente el espacio aéreo sirio, sin ningún respeto al derecho internacional. Cuando incluso los paramilitares fascistas derriban helicópteros y aviones de la fuerza aérea siria también rusos utilizando misiles avanzados proporcionados por el Pentágono.

Por supuesto todo esto es indignante. Cierto, estamos incursos en una gran guerra informativa que sobrepasa largamente a lo que hizo la Gestapo en los años 40 del siglo pasado. Aquí las fuerzas agresoras estadounidenses han tenido muchas ventajas. O tal vez muchas concesiones.

Veamos esto:

1.- La importancia de Oriente Medio en el que después de la derrota militar estadounidense en la península coreana, se decidirá el destino de las superpotencias capitalistas:

En principio, se sabe que la esencia de cualquier conflicto militar es la cuestión económica. En Oriente Medio, precisamente, está el reservorio más grande de petróleo del mundo. Hasta allí van, de una u otra forma, todas las economías del mundo a abastecerse de energía para hacer funcionar sus industrias. Es la región más importante en lo que refiere a energía del planeta.

El petróleo es la energía fundamental para la sobrevivencia del sistema de producción capitalista. A ninguna burguesía financiera le interesa una alternativa al petróleo. El control del petróleo ocasiona grandes pugnas y prácticamente incendia las contradicciones. Quien lo controla posee un arma muy poderosa.

Entonces Oriente Medio sigue siendo la mayor zona geoestratégica para la sobrevivencia del sistema capitalista por el asunto energético, es decir, por el petróleo. Cierto, hay una operación muy sencilla que ha trastornado la mente de las principales burguesías del mundo. Sumando las producciones petroleras de Arabia Saudita, Irán, Iraq, Qatar, etc., es decir, la producción petrolera de todo el Oriente Medio el resultado es fabuloso. Una impresionante cantidad que hace crecer de forma exponencial la codicia de estas burguesías por esta región. En esto el Estrecho de Ormuz es sumamente estratégico, pues, por allí discurren nada menos 17 millones de barriles de petróleo al día, o 35 % de las exportaciones de petróleo que se desplaza por vía marítima en el mundo.

Esa es la razón por la que Estados Unidos está agolpado sobre Oriente Medio al igual que China y Rusia con las mismas perspectivas y las mismas agitaciones.

Consecuentemente aquí está ubicado el........

© Aporrea