We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Carta abierta de los trabajadores petroleros a Rafael Ramírez

1 24 2
13.07.2018

Estimado Ramírez, la historia de nuestros pueblos, de nuestras irrenunciables luchas por conquistar la independencia, por defender nuestra soberanía y el derecho a ser libres, está signada por la traición de los cipayos, por la "maldición de malinche" que no deja nuestras tierras, ni hace libre a nuestra gente. Los humildes ponen los muertos, los hambrientos, los excluidos, los explotados, los analfabetos y los desasistidos. La burguesía calla ante el sufrimiento de los desposeídos y organiza golpes de estados cuando el pueblo gobierna; acompaña y se encuentra en espacios comunes con los gobiernos cipayos para proponer y acordar medidas de hambre para la mayoría, mientras aseguran sus privilegios.

Sin embargo, la masa abraza con entusiasmo y lealtad la propuesta revolucionaria de una sociedad justa, una vez que identifica a su verdadero enemigo de clase: la burguesía, cuando despierta reconociendo en el capitalismo el causante de todos sus sufrimientos.

No es imprecisa la aproximación que hiciere Neruda sobre Bolívar, aquel líder revolucionario que "despierta cada 100 años cuando despierta el pueblo", para con su ejemplo, su pasión, su fulgor orientar las masas hacia su emancipación. De allí el papel clave e histórico del líder, el que hace posible la lucha consciente, el que trasciende la acertada comprensión del momento histórico para convertirla en fuerza positiva de avance y militancia. El papel que jugó Chávez y que el imperio no desestimó, la causa de su desaparición física y que justifica la persecución moral de su legado. Es el trascendental rol del líder la causa de tanta infamia contra Fidel, de tanto odio contra Lenin y tanto esfuerzo por enterrar al Che y a Bolívar. Es la causa camarada, de tan hostil persecución en su contra, en contra del ministro de Chávez, el que materializó la política de Plena Soberanía Petrolera y nacionalizo La Faja, el que dirigió victorioso las batallas contra la ExxonMobil, la Conoco Phillips, los "convenios operativos", las "asociaciones estratégicas", y la expoliadora transnacionalización del barril petrolero venezolano. El que triunfó en Mérida, Táchira y Sucre a la cabeza de la dirección del PSUV, y dignificó al pueblo venezolano con su actuación frente a la Gran Misión Vivienda Venezuela, PDVAL y PDVSA, entre un sinfín de responsabilidades asumidas.

La clase trabajadora petrolera de la Nueva PDVSA, la Roja Rojita de Chávez, heredera de un legado de luchas por rescatar la soberanía sobre nuestros recursos, reconoce en usted, el que asumió la vanguardia para la derrota del sabotaje........

© Aporrea