We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Menos impuestos a las sociedades, una invitación a localizar la sede corporativa en EE.UU

11 5 15
21.12.2017

La reforma propuesta del sistema impositivo de EE.UU. supondrá, en caso de ser aprobada, un cambio radical para la sociedad americana. Además, podría tener implicaciones importantes para sus principales socios comerciales, como México. En ambos casos, los efectos previstos son negativos.

Para los americanos, la ley da pasos radicales en una dirección que la mayoría de los expertos independientes considera indeseable. Plantea una reducción drástica de impuestos, la más importante desde la era Reagan, y una simplificación de los tramos impositivos. Sin embargo, las reducciones se centran sobre todo en las rentas altas y en las empresas, con poco o ningún efecto neto sobre las clases medias y bajas. Es más: dependiendo de la versión que salga de las negociaciones actualmente en marcha entre las dos Cámaras del Congreso, la clase media podría ver aumentar sus impuestos al cabo de unos años. Los conservadores argumentan que el efecto “trickle down” hará que todos se beneficien eventualmente del recorte para los ricos, por la aceleración del crecimiento y la creación de empleo. Este argumento es en general descartado por los economistas, porque los ricos no suelen gastar la mayoría de sus ingresos, y porque la economía está ya cerca del pleno empleo, con el consiguiente riesgo de inflación y generación de burbujas en los mercados de activos si se acelera el crecimiento aún más.

La ley tiene otras consecuencias negativas para la economía americana. El déficit fiscal aumentará en unos US$1,5 billones (trillones americanos) durante la........

© América Economía